Conceptos

POSTUROLOGÍA


ENCADENAMIENTO MUSCULAR

Doctora Françoise Mézières
Françoise Mézières

La increíble y genial Francoise Mezieres fue una fisioterapeuta nacida el 18 de junio de 1909, en Hanói, Vietnam, y que murió en 1991. Fue la creadora del concepto de cadenas musculares y del método mezieres. El encadenamiento muscular supone que varios músculos funcionan como uno único.

Es imposible mover un solo músculo. Cualquier gesto que hagamos con el cuerpo implicará un grupo de músculos; por lo tanto, es imposible acortar o estirar solo un músculo, por lo que, para obtener, un estiramiento eficaz debemos alejar los extremos de estos encadenamientos musculares

El trabajo que hacemos en Kuraia se basa en estos conocimientos que con experiencia y humildad trataremos de aumentar la riqueza de este legado.

NATURALEZA MUSCULAR (la importancia de estirar)

Intentaremos explicar con los conocimientos básicos que todos aprendimos con nueve años (aproximadamente) en el colegio el trabajo que hacemos en la postura. Con estos conceptos que compartimos todos, podremos entender la importancia de mantenerse elásticos y simétricos.

Un músculo es plástico, elástico, y puede modificar su longitud y grosor. Por sí mismos no podrían sostenerse ante la gravedad, de ahí que se anclen a una estructura rígida como es el esqueleto. El objetivo del músculo es sostener el esqueleto ante la gravedad y generar movimiento, para lo cual necesita anclarse en los huesos, en concreto en distintos huesos, para que, al contraerse, hacer que sus anclajes generen movimiento cambiando la postura.

estiramiento gato

Por su naturaleza plástica, pueden tonificarse y aumentar su volumen, generando acortamiento o aproximando sus anclajes, sin necesidad de contraerse, y permaneciendo así hasta que los estiren. Esto modifica la postura, generalmente aumenta y/o corrige curvas naturales y también puede provocar rotaciones y asimetría (es decir, que la musculatura de un lado del cuerpo se comporte de un modo distinto a la del otro).

pizarra_huesos

Los músculos, al anclarse en huesos distintos (casi todos ellos atraviesan una articulación), cuando se acortan y, a veces, al tonificarse, aproximan los huesos que confluyen en la articulación, comprometiendo su funcionalidad. Si a eso le sumamos el factor de la simetría, es muy posible que los miembros de un lado y del otro de la articulación dejen de estar alineados. Como ocurre con músculos que tienen sus anclajes en ejes distintos a un lado y al otro de la articulación al acortarse tienden a dejar los anclajes de un lado y el otro de la articulación en el mismo eje, desalineando los miembros que une esa articulación.

La rigidez muscular compromete la funcionalidad del cuerpo.

Estirar, el arte de permitir en contraposición al estrés:

El stress prepara a la musculatura para reducir el tiempo de reacción al mínimo, lo cual implica mantener una ligera y a veces imperceptible tensión muscular mantenida en todos los encadenamientos.

Si el stress acorta el músculo necesitamos librarnos de él para poder estirar, o sea, alejar dos puntos. Es la misma condición que cuando estiramos cualquier cosa elástica (un chicle, una goma…).

Sin estirar no se puede volver al diseño original del cuerpo

El estirar supone una dura prueba para el cerebro, ya que siente la necesidad de defenderse ante una sensación intensa. Si se quiere estirar, hay que pasar por el aro de la relajación y superar la resistencia del cerebro, aumentando la permisividad a las sensaciones físicas intensas.

 

BIOMAGNETISMO


Trabajamos la teoría del par biomagnético, del fantástico doctor Isaac Goiz Durán, que se basó en los descubrimientos y teorías del Dr. Richard Broeringmayer según las cuales los campos magnéticos alteran el nivel de acidez del cuerpo

 

Mediante las técnicas del dr. Goiz, buscamos equilibrar el PH del cuerpo utilizando imanes. El objetivo del biomagnetismo es mejorar la salud. No obstante, en Kuraia, como posturólogos, hemos observado que los desequilibrios del PH activan los sistemas de stress manteniendo tensiones musculares continuadas e inconscientes, además de asimetría.

Digamos que un organismo vivo, al sentirse atacado, hostigado o violentado (alteración del PH), tiende a mantener una tensión muscular global y continuada como método de defensa hasta que la causa desaparezca.

En posturología, hasta ahora, sabíamos que una persona con gripe puede mantener su elasticidad pero no aumentarla, debido a la tendencia a contraerse y a acortarse muscularmente mientras ese virus permanezca dentro del organismo.

Precisamente, en la mayoría de focos de desequilibrio de PH, se alojan patógenos que el cuerpo entiende como ataques, generando un acortamiento muscular de todos los encadenamientos que lo atraviesen o bien en el conjunto del traje muscular (concepto que usamos al hablar de todos los encadenamientos musculares a la vez). En resumen, en Kuraia, usamos el par biomagnético esencialmente para que la persona deje de “apretarse”, de contraerse de forma inconsciente, posibilitando, favoreciendo y enfatizando el trabajo postural posterior.

Doctor Isaac Goiz Durán
Doctor Isaac Goiz Durán

En definitiva, tener un punto de desajuste de PH implica que reaccionemos como si nos pellizcaran, plegándonos con todo el cuerpo sobre el punto de dolor, de tensión, de hostilidad, de ataque.

En Kuraia nos gustaría encontrar un patrón posturobiomagnético al igual que lo encontramos con los meridianos de medicina tradicional china, trabajando conjuntamente con acupuntores.

Con el biomagnetismo, solo el tiempo lo dirá y solo queda desearlo con humildad.

 

SIMETRÍA


Tomando como referencia el dibujo El hombre de Vitruvio, de Leonardo DaVinci (dibujo basado en el numero aúreo), podemos contemplar cómo en la estructura o diseño original humano hay una distribución de masas volúmenes y longitudes iguales tanto a un lado como al otro del eje de gravedad, que se encuentra en el centro mismo de la estructura.

 

Como en un edificio que, ante la gravedad, necesita tener una base simétrica sobre la que consolidar más masa simétrica. Cualquier estructura que pierda esa condición generará una tensión que evite el colapso de la misma estructura o su tendencia a caerse por la misma fuerza vertical de la gravedad.

Al cuerpo humano le acompaña un cerebro muy inteligente, que calcula y recalcula constantemente la tensión necesaria para que el eje de gravedad permanezca centrado en el cuerpo y sea una estructura que no colapse ante la gravedad (fuerza vertical que incide sobre todos por igual)

 

vitruvio-2

Como ya hemos visto antes, se dan acortamientos de encadenamientos musculares asimétricos, lo cual provoca que en otra parte de la estructura algo se vea sometido a una tensión inusitada (contracturas), dándose en el cuerpo un tira y afloja entre los acortamientos y las contracturas que lo sostienen para ver quién desplaza más cuerpo óseo.

En Kuraia no soltamos una contractura sin saber el origen o la razón de su existencia. Si empezamos soltando una contractura es como si le dijéramos al cerebro “Tú no sabes lo que estás haciendo”, por lo que, al liberar esa contractura, lo que agarra o sostiene, lo libera tambien.Eso posibilita al encadenamiento en proceso de acortamiento acortarse aún más y desplazar así más cuerpos óseos, alterando la postura erróneamente y saliéndonos del diseño original.

Por suerte, al estar determinado (Hombre de Vitruvio, de Da Vinci) por una fórmula matemática que se da en toda la naturaleza y que se recoge en nuestro ADN, tenemos como aliado el hecho de que cada célula de nuestro cuerpo lo incorpora y lo reconoce. No inventamos posturas nuevas, porque la postura humana es la resultante de 20 millones de años de evolución. Insuperable.

De hecho, la mayor parte de la personas que vienen a nuestro local se quejan de las contracturas, consecuencia de los acortamientos musculares, que, si bien no duelen, sí que padecemos sus consecuencias (bien visualmente percibiendo la alteración postural, bien al tacto sintiendo las contracturas y rigideces generadas posiblemente en el “lado contrario” de la estructura o en contraposición al acortamiento)

La escoliosis es una de las peores posturas y nos gusta atenderlas especialmente por su complejidad

 

DEPORTE


Manteniendo el diseño original del cuerpo, podemos someter a la estructura a un stress añadido sin ocasionar perjuicio alguno. ¿Qué prefieres, un Ferrari con una rueda más pequeña o distinta (asimétrico) o un Ford Fiesta con las cuatro ruedas iguales (simétrico)?

 

Muchos deportistas optan por ponerle a ese coche asimetrico turbo, alerón y forzar aún más la máquina, pensando que mejorarán. . Pero la realidad es que están sometiendo a una estructura que tiende al colapso a un stress para el cual no está preparada. Tonificando más no se consigue volver al diseño original del cuerpo. Solo permaneciendo en el diseño original del cuerpo podemos aprovechar el 100% de la funcionalidad del mismo. Es imprescindible para un deportista saber hacerse el mantenimiento muscular básico con el objetivo de mantener una elasticidad global mínima y una simetría para poder mantener el diseño original (y mantener el eje de gravedad en el centro del cuerpo)

 

ACUPUNTURA


Ya hemos visto la relación entre los encadenamientos musculares y los meridianos. De hecho, todos los meridianos transcurren por encadenamientos musculares y viceversa. La liberación de un meridiano posibilita un mejor trabajo del encadenamiento que lo atraviesa. Trabajamos con electroestimulación y luz infrarroja en estos puntos, dando la posibilidad a aquellos que temen a las agujas, poder recibir su tratamiento de acupuntura sin ellas.

 

DIEN CHAN


Facioterapia avanzada vietnamita creada por el doctor Bùi Quốc Châu, quien descubrió múltiples esquemas de reflexión en el rostro que al ser estimulados aportaban interesantes beneficios físicos y psicológicos.

 

Pulsando los distintos puntos BQC descubiertos por el doctor estimulamos la parte del cerebro que actúa sobre zona del cuerpo a tratar.

dien_chan2

En Kuraia usamos esta técnica por sus demostrados efectos combatiendo puntos de dolor, facilitando así nuestro objetivo de aumento de elasticidad y simetría. Es muy efectiva en el tratamiento de trastornos digestivos ,circulatorios o reumatológicos, así como en lo que se refiere a dolencias musculares.

SUSPIRO


En Kuraia facilitamos y enseñamos las herramientas necesarias para entrar en el estado mental óptimo para cualquier cambio muscular.

 

El suspiro, la respiración del cambio.

El suspiro es tan inocente como exigente. Parece que es simplemente echar el aire, pero, si es verdaderamente un suspiro implicará; abandono, aceptación, no resistirse o controlar la sensación (el presente).

El suspiro exige acabar con cualquier contracción muscular inconsciente y estado de pensamiento constante o bucle. Es decir, que con el cuerpo apretado, tenso, y pensando, es difícil estirar.

Digamos que el stress no es nuestro aliado a la hora de estirar, de propiciar un cambio en nuestro cuerpo, vida…

El stress no es malo. No somos conscientes de las innumerables veces que nos ha salvado la vida, aunque también hay que reseñar que un estado prolongado nos expone más a los accidentes y a una mala salud.

Poder “controlar” cuándo activarlo sería maravilloso. El stress solo prepara el cuerpo para, por ejemplo, escapar de un tigre ahora mismo (cuestión de supervivencia) y lo activamos para lo emocional (imaginaos lo que supone eso); otros situaciones serían cuando llegamos tarde al dentista, cuando vemos una película de acción…

Para empezar, el suspiro lo apaga. Y, por un breve instante, genera el tipo de ondas cerebrales (dormido, en meditación) que te dan acceso a tu lóbulo frontal donde se dice que se genera la voluntad. Así, uno puede materializar su voluntad, posibilitando un cambio en el cuerpo, en este caso un estiramiento (es decir, que dos puntos se alejen). El stress podría arrebatarnos nuestras mejores armas para evolucionar como especie ya que solo hace uso de las partes más primitivas de nuestro cerebro.